Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Túmulo V

Interpretación del túmulo

- TumuloV.gif

La ausencia de restos esqueléticos y de ofrendas funerarias hace del Túmulo V un monumento de difícil interpretación, tal vez debido a costumbres sepulcrales distintas de las típicas de los dólmenes. Responde sin embargo a lo ya observado en otras agrupaciones de túmulos, en las que se reúnen dólmenes clásicos con arquitecturas en las que el sepulcro es apenas reconocible. Son, con independencia de su función concreta, testimonios arquitectónicos y ceremoniales de las comunidades prehistóricas, e integrantes del espacio creado para la veneración de los antepasados y, a través de ellos, para la consolidación de los lazos sociales y de parentesco.

Estructura del Túmulo

La aparente simplicidad del túmulo, en cuyo interior aparecen, sin que muestren un orden claro, algunos agrupamientos de piedras (1) y un gran bloque solitario (2) y excéntrico, sólo resulta alterada por la presencia, cerca del centro del monumento, de una estructura de lajas (3), la tumba.

- TumuloV3.gif- TumuloV2.gifAgrupamiento central

Dispuestas las piedras en posición vertical, componen una arquitectura de planta ovalada, irregular, de más de 3 metros en su eje mayor que se orienta al este-oeste. Todo, en tamaño y forma, parece responder a la tumba propiamente dicha, quizá un sepulcro individual, a la que el túmulo recubría.