Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Donación de ropa y complementos de los años 60 y 70 del siglo XX al Muséu del Pueblu d'Asturies

Votos

(Total de votos recibidos 30)

(Puntuación 2,87)

CamisaIKE
Muséu del Pueblu d'Asturies |Colección

Las colecciones del Muséu del Pueblu d'Asturies siguen aumentando gracias a las donaciones. Una de las últimas es un amplio conjunto de indumentaria de los años 50 a 70 del siglo pasado, que es un testimonio de la vida social y económica de Asturias en ese momento, así como de los cambios sociales y culturales que caracterizaron esa etapa.

Las donantes han sido M.ª Josefa Menéndez Sánchez, de Gijón/Xixón, y Noemí Menéndez Liste, de Cangas del Narcea. La ropa procede de comercios que cerraron y conservaron sus existencias hasta hoy. Se trata de la mercería «Marijose», que abrió y cerró sus puertas en los años 60 en el barrio de El Coto (Gijón / Xixón), y el comercio «El Siglo XX», de Cangas del Narcea, que se fundó a comienzos del siglo XX y cerró a finales de los años setenta de ese mismo siglo.

La donación incluye ropa y complementos muy variados: camisas, chaquetas, pantalones, ropa interior femenina, abrigos, delantales, zapatos, bañadores, boinas, pijamas, zapatos,... fabricados principalmente en Cataluña, Almansa (Albacete), Valladolid y Gijón / Xixón.

El conjunto más relevante y singular para Asturias es el de ropa fabricada en empresas de confección que se establecieron en Gijón/Xixón en los años 50 y 60, y que cerraron la mayoría a finales del siglo XX.

El Muséu del Pueblu d'Asturies casi no tenía muestras de esta ropa, y ahora ha formado una representativa colección de productos de las más importantes fábricas textiles de Gijón/Xixón, como Confecciones Gijón S. A., con sus marcas IKE y Arpón, Cosver y Tassa, y de otras de las que apenas conocemos su historia, como la fábrica de delantales «Peláez», localizada en la Carretera de la Costa, o fábricas de género de punto, como manufacturas Alce o AAR.

Estas donaciones vienen a cubrir una laguna importante dentro de las colecciones de indumentaria de época reciente que conserva el Muséu del Pueblu d'Asturies, y permiten reconstruir la memoria del vestir de varias generaciones de asturianos.

Una selección de estas prendas donadas, en concreto de las famosas camisas IKE, se expone desde hoy en la recepción del museo hasta enero del 2019.

Las camisas IKE fueron unas de las prendas gijonesas de ese periodo que tuvieron un mayor mercado en España. Sus eslóganes publicitarios lo decían todo: «Ike, siempre en el primer plano de lamoda». Fue un producto que se adelantó a su tiempo. Tuvieron fama sus camisas con tres largos de manga, algo insólito en España, porque «no todos los españoles son iguales». El nombre de IKE fue un homenaje a Dwight Eisenhower (más conocido como Ike), el presidente de los Estados Unidos que visitó España en 1959.

Las fabricaba la empresa Confecciones Gijón, S. A. fundada por Enrique López González en el barrio de El Coto en 1952. Su especialidad fue la confección de camisas de caballero. Llegó a ser la mayor empresa textil de Asturias a principios de los años ochenta, empleando a 700 personas, la mayoría mujeres, y a fabricar más de un millón de camisas al año. Pero ya entonces presentaba indicios de retraso tecnológico, ausencia de inversiones y dificultades financieras, viéndose alcanzada por la crisis que afectó a todo el sector textil europeo y que provocó su cierre en 1990, tras una intensa lucha laboral por parte de sus trabajadoras, que se alargó una década y tuvo una enorme repercusión social y mediática.