Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Refugios de pastores: chozos y corro

Chozos

Los chozos son de dos modelos diferentes.

undefinedUno tiene un muro de piedra, planta circular y cubierta de escobas y el modelo se ha tomado de uno, hoy derruido, que existía en la braña de Murias L.longas (Somiedo).

Se empleaban en los concejos de Somiedo y Teberga para cobijo de crías de ganado y refugio de brañeiros o vaqueros.

Uno tiene un muro de piedra, planta circular y cubierta de escobas y este chozo está levantado únicamente con largas varas y escobas.

Era el refugio habitual de los pastores que venían en verano desde Extremadura con grandes rebaños de ovejas merinas y se asentaban en la cordillera, desde el puerto de L.leitariegos (Cangas del Narcea) a Picos de Europa.

Su modelo se ha documentado con fotografías antiguas, sobre todo del montañero José Ramón Lueje, que se conservan en la fototeca del Museo del Pueblo de Asturias, y por testimonios orales.

Corro

undefinedEl corro es un tipo de construcción de pequeño tamaño, de planta circular y construido íntegramente con piedra caliza, que se cubre con una falsa cúpula hecha por aproximación de hiladas de grandes piedras. El modelo de corro del museo está tomado de la braña de L.lamaraxil, en el concejo de Teberga. Los corros se extendían desde las brañas de Somiedo a las vegas de los Picos de Europa y eran muy frecuentes en la Sierra del Aramo, donde se conocen como bel.lares, o en el puerto de Marabio (entre Teberga y Yernes y Tameza).