Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

El Conjunto Termal

Los restos arqueológicos conservados del conjunto termal de Campo Valdés nos indican la existencia de varias fases constructivas y cronológicas. Su análisis ha permitido identificar dos proyectos constructivos con sus modificaciones de obra.

¿Qué son unas Termas?

A partir del siglo I d.C., los baños se convirtieron en una - 27334_141214122005164551.jpgpráctica habitual para los habitantes del Imperio. Las termas eran un lugar para tonificar el cuerpo con baños, saunas y espacios para realizar ejercicios físicos pero también eran puntos de encuentro y relación de la ciudadanía y por tanto, centros difusores de cultura.

Las termas romanas podían ser públicas o privadas. Las termas públicas eran construidas por el Estado y su explotación se concedía a un empresario privado. Se abrían al mediodía, cuando el agua estaba caliente y las estancias caldeadas y se cerraban al anochecer. Las gentes acudían a las termas después del trabajo, el precio de la entrada era módico y el - 5023_14121412200516461.jpgacceso estaba permitido a todos los miembros de la comunidad, incluidos los esclavos.

La arquitectura termal se caracteriza por su funcionalidad. El esquema básico de los edificios se compone de cuatro salas: apodyterium (vestíbulo), frigidarium (habitación para baños fríos), tepidarium (habitación de paso, templada) y caldarium (habitación para baños calientes). Muchos complejos termales contaban también con otros espacios como la sudatio (sala de sudoración) o la palestra para la realización de ejercicios físicos.

El sistema de calefacción de las estancias calientes se conoce con el nombre de hipocaustum. El principio de funcionamiento era sencillo: a partir de un hogar (praefurnium) instalado en el subsuelo de una habitación vecina, en un patio o pasillo, el aire caliente circulaba por la parte inferior de la estancia, denominada "habitación de calor". Se trata de un espacio hueco con columnillas de ladrillos, redondos o cuadrados, llamadas pilae, que sostienen el suelo de la "habitación caliente" o suspensurae, formado por una espesa capa de mortero apoyado sobre grandes ladrillos. El aire, una vez que pasaba por la habitación hueca, remontaba por una doble pared, conseguida bien por tubos de barro (tubuli laterici), por clavijas que dejaban una cámara en medio o por tegulae mammatae, tejas con protuberancias. Este sistema de hipocaustum permitía el reparto uniforme de la temperatura y el calentamiento de estancias de grandes dimensiones. El horno se recargaba dos o tres veces al día y la temperatura alcanzada podía superar los 25 ºC.


Restos constructivos anteriores a la edificación Termal

- restos.jpgSe conservan restos de un muro, algunas cimentaciones de opus caementicium y dos estancias pavimentadas con opus signinum que, según la estratigrafía obtenida, se fechan con anterioridad al último tercio del siglo I d.C. No ha sido posible determinar el carácter y el alcance de estas construcciones que se amortizan al edificar las termas unos años más tarde.


El primer proyecto

El primer edificio termal se construyó entre finales del siglo I d.C. y principios del siglo II d.C. Estaba orientado norte-sur, la circulación era retrógrada y el espacio se configuraba por una sucesión de ambientes fríos y cálidos formando un eje lineal. El acceso a las termas se ubicaba en la parte noreste siendo destruido en los años sesenta por las obras realizadas para permitir la visita parcial al hipocausto circular.

Un largo pasillo o ambulacrum (Pa) marca el eje en el que se sitúan ortogonalmente las diversas dependencias del conjunto. Desde este corredor, por el extremo noroeste, se accede mediante dos escalones a una habitación cuadrangular de ambiente cálido (A) interpretada como apodyterium (vestíbulo), con restos de hipocaustum. El praefurnium (horno), desafortunadamente perdido a causa de alteraciones modernas, se situaba en el muro occidental.

           primer1           - primer2.jpg

El apodyterium conectaba con el frigidarium (habitación para baños fríos) (F), estancia rectangular cuyo remate occidental lo constituye una piscina de agua fría (Pi). La habitación está pavimentada con opus signinum y presenta las esquinas rematadas en cuartos de bocel; a la piscina, se accede mediante dos escalones situados en el lateral Noreste. El agua que alimentaba la piscina provenía de un depósito, en parte destruido, situado al norte del conjunto termal.

Desde esta estancia, el usuario entraba en otra sala caldeada que funcionaba como tepidarium (habitación de paso templada) (T1). Se trata de un ambiente rectangular absidiado, en el que se advierten los restos de la "habitación de calor" y el horno.

A continuación del tepidario (T1), se construyó una estancia cuadrangular (T2) calentada directamente a través de los pasos de calor provenientes tanto del tepidarium como de la habitación contigua (caldarium o habitación de baños calientes). Esta habitación pudo tener usos múltiples y funcionar como un segundo tepidario o un unctorium (sala de unción). Lo que hoy se distingue de ella es la parte correspondiente a la "habitación de calor" con area de opus signinum. El recorrido termal, siempre según este primer proyecto, finalizaba en el caldarium (C). Se trata de una estancia rectangular rematada en un ábside poligonal irregular de la habitación, hoy destruído, donde también estaría ubicado el praefurnium (Pr). El área del caldario presenta una pavimentación de opus signinum con el acabado superficial bastante deteriorado.

           - primer3.jpg           - primer4.jpg


Dentro del primer proyecto se produce una modificación que consideramos una rectificación de obra. La reforma añadió un nuevo ambiente cálido, de planta circular inscrita en un cuadrado, que se puede interpretar como una sudatio (sala de sudoración)(S), provista de un praefurnium (Pr) instalado en la parte sur de la estancia. El hipocausto se conserva en buen estado; el área, una vez más, está pavimentada con opus signinum sobre el que se levantan un total de treinta y seis pilae circulares con basa y capitel. Esta estancia ha conservado vestigios de concamerationes con tubuli laterici (tubos de arcilla) que resultan visibles en los lados norte y este.

Esta modificación de obra supuso un cambio en el acceso al frigidario y entre éste y la sudatio, de modo que se creó una especie de vestíbulo de intercomunicación entre ambos espacios. Se puede atribuir la reforma de la piscina del frigidario a este momento.


Ampliaciones y reformas

A partir del primer tercio del siglo II d.C. se acomete una reforma que supone una ampliación del complejo termal en dirección este. Se añaden una serie de ambientes de forma cuadrangular de los que se han podido documentar un total de cinco estancias. La construcción era mucho mayor, pues bajo los cimientos de la iglesia de San Pedro se oculta el resto del edificio. Este nuevo proyecto presenta como característica la decoración de las nuevas habitaciones con pinturas de tipo geométrico y vegetal, cuyos zócalos se conservan in situ y que se fechan en torno al primer cuarto del s.II d.C. Se adosa también una nueva habitación caliente al norte de las estancias que es la mejor conservada de todo el edificio termas (S). Se trata de un espacio rectangular de reducidas dimensiones en el que se distinguen prácticamente todos los elementos característicos del sistema de hipocausto: prognigeum, praefurnium completo, area de opus signinum de acabado grosero, y un sistema de suspensión realizado con arquillos distribuidos en diez hileras de tres arcos con una luz de 50 ó 60 cm.; la suspensura se construyó con grandes imbrices sobre las que se dispuso una pavimentación de opus signinum de tonos blanquecinos rica en cal, observándose una repavimentación posterior; los restos de las concamerationes confirman el uso de tubuli laterici.

- ampliaciones.jpgTodavía se llevarán a cabo nuevas modificaciones en el edificio termal, cuya fecha no es posible determinar. Se aprecia un cambio en el praefurnium de la sudatio circular (S), al que se adosa un canal de calor exterior. En un momento impreciso, quizá tardío, surge un nuevo ambiente cálido prácticamente pegado al sur de la citada sudatio. Se trata de una pequeña habitación cuadrada con un gran praefurnium y restos de un hipocausto de columnillas con ladrillos cuadrado y circulares mezclados. No se conserva la suspensura ni las partes elevadas de la estancia. Un pequeño apéndice de este hipocausto de forma piriforme, se adentra en el pasillo destruyendo la unidad constructiva del mismo.

Durante el Bajo Imperio, se levanta la muralla que bordea las termas por la parte occidental y meridional. La estratigrafía ha permitido datar la construcción de una cerca de cierre de un patio, quizá de servicio, en la parte oeste del complejo termal. Finalmente, en el período tardoantiguo (fines siglo V d.C.), cuando ya las termas habían perdido su función original, el edificio permanece parcialmente ocupado. Se rellena la piscina del frigidario, que se enrasa con ladrillos y tégulas reutilizados y la parte de los tepidaria y del caldarium se convierte en basurero.