Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Los motores

itinerario los motores

Este itinerario descubre al visitante, mediante paradas en determinadas unidades de la exposición permanente, los distintos tipos de motores empleados en la tracción ferroviaria, con ejemplos de material móvil de cada uno de los modelos. El primer motor del ferrocarril, cronológicamente hablando, fue la máquina de vapor en forma de locomotora, y que, desarrollada en las primeras décadas del siglo XIX permitió al transporte sobre carriles, convertirse en el protagonista de la primera industrialización y acerco la posibilidad de viajar a todos. Desde los primeros años del siglo XX comenzó a extenderse la tracción electrificada que aprovechaba la corriente eléctrica para mover los vehículos de tracción, con evidentes ventajas sobre el vapor, si bien la carestía de los equipos e instalaciones, impidió que su uso fuera general.. Finalmente, desde los años treinta del siglo XX sobre todo, el motor de combustión interna, especialmente el diesel, comenzó a desplazar al vapor en las líneas no electrificadas.