Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Sala IX

Presentación

Terminada la Guerra Civil, Piñole, ya con sesenta años, tiene que reconstruir su mundo. Entre los nuevos amigos que van a entrar en su vida hay que destacar a José Ramón Lueje, socio fundador de la agrupación de montaña “Torrecerredo”. En su compañía Piñole realiza numerosas excursiones que aprovecha para pintar directamente la montaña asturiana y leonesa o tomar apuntes y bocetos que luego reelabora en su taller.

En 1943 se celebran dos extensas exposiciones de su obra en Oviedo y en Gijón. El reconocimiento de su ciudad, el éxito de ventas, y los más variados homenajes, se suceden hasta el final de su vida. El pintor morirá en 1978 después de cumplir cien años. En esta sala se presentan varios apuntes que Piñole hizo de su madre poco tiempo antes de su fallecimiento y dos retratos de Enriqueta Ceñal Costales con quien contraerá matrimonio en 1972.

 

Obras


Sala 9 - Enriqueta_1952.jpgENRIQUETA, 1952

Acuarela sobre papel; 325 x 525 mm
Donación Enriqueta Ceñal Costales en 1991

Enriqueta Ceñal que desde su adolescencia ha dedicado su vida al cuidado de Dña. Brígida y de su hijo, le acompaña hasta su muerte y dedica todas sus energías, una vez viuda, a mantener la memoria de su marido.

 Su aportación ha sido esencial para la creación de este Museo.