Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Quién era Manuel Fernández-Miranda

Fotografía de Manuel Fernández-MirandaManuel Fernández-Miranda Fernández (Gijón, 1946 - Madrid, 1994).

Doctor en Historia por la Universidad Complutense de Madrid, donde desempeñó el puesto de Catedrático en el Departamento de Prehistoria. Así mismo también fue Profesor en el Instituto de Estudios Universitarios José Ortega y Gasset. Fue Subdirector General de Arqueología, Director General de Bellas Artes, Archivos y Museos y consejero de Patrimonio Nacional. Miembro de la Comisión Española de la UNESCO, del Grupo PACT de Métodos en Arqueología del Consejo de Europa y de la Universidad Europea para los Bienes Culturales. Perteneció a distintas instituciones científicas y culturales españolas y extranjeras, como el Instituto Arqueológico Alemán o la Real Academia de Bellas Artes de Sant Jordi, de Barcelona.

Especializado en trabajos sobre protohistoria de la península ibérica e Islas Baleares, entre sus publicaciones se incluyen, entre otras, las siguientes: El poblado de Almallutx (1971), Abdera (1975), Arqueología submarina en Menorca (1977), Los orígenes de Huelva (1977), Secuencia cultural de la Prehistoria de Mallorca (1978), El fondeadero de Cales Coves (1979), Las Ruedas de Toya y el origen del carro en la península ibérica (1976). Así mismo, es autor de diversos artículos publicados en revistas científicas.

Desarrolló sus investigaciones en yacimientos de Baleares, estudiando la cultura talayótica de las islas e interesándose también por la arqueología submarina y etnografía balear. Investigó sobre cuestiones relacionadas con el origen de la metalurgia y su desarrollo en el territorio peninsular.

De su relación con Asturias y, en especial, con Gijón, su tierra natal, surge el arranque de las investigaciones arqueológicas en la ciudad, poniendo en marcha en 1981 el Proyecto Gijón de excavaciones arqueológicas. Aunque él nunca llegó a excavar en la ciudad, sí colaboró de manera activa supervisando y colaborando con los equipos de arqueólogos y resolviendo los trámites administrativos necesarios desde sus puestos políticos en la Dirección General de Bellas Artes y la Subdirección General de Arqueología. Impulsó las excavaciones de la Campa Torres, Cimadevilla y Veranes. También la rehabilitación del Palacio de Revillagigedo como Centro Internacional de Arte.

Por último, compartió con Carmen Fernández Ochoa el comisariado científico de la exposición ASTVRES. Pueblos y culturas en las fronteras del Imperio Romano, que mostró el arte y cultura prerromana y romana de la región y otros territorios romanizados del noroeste peninsular. Un años después de su fallecimiento se organizó un coloquio internacional, dedicado a su figura, bajo el título Los finisterres atlánticos en la antigüedad: época prerromana y romana.

Su familia ha continuado sus esfuerzos haciendo efectiva la donación de su biblioteca personal al Ayuntamiento de Gijón en 1997, convirtiéndose en la biblioteca de los museos arqueológicos de la ciudad (Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres, Termas romanas de Campo Valdés, Centro de interpretación Torre del Reloj y Villa romana de Veranes).

Abrió sus puertas al público en 2005 con el nombre de Biblioteca Manuel Fernández-Miranda, en un emotivo acto de inauguración al que asistieron sus hermanos.