Muséu del Pueblu d'Asturies

El Muséu del Pueblu d'Asturies Foto nueva Paballon MPAse fundó en 1968 con el objetivo de conservar y difundir la memoria del pueblo asturiano. Sus fondos están integrados por amplias colecciones de etnografía, fotografía, documentación e instrumentos musicales, así como también por testimonios de la tradición oral: cantares, leyendas, cuentos...

En torno a estos fondos se viene realizando una importante labor de difusión y educación a través de exposiciones, publicaciones y actividades como conferencias, seminarios, talleres didácticos y conciertos.

lOGO redmedaEl Muséu del Pueblu d'Asturies coordina la Red de Museos Etnográficos de Asturias, promovida por la Consejería de Cultura del Principado, con la que se pretende aunar los esfuerzos y recursos de otros museos de contenido similar que existen en la región.

lOGO redeiapAdemás, forma parte de la Red de Archivos e Investigadores de la Escritura Popular, integrada por archivos, asociaciones, coleccionistas e investigadores que se ocupan de la búsqueda, conservación, estudio y divulgación de la memoria escrita de la gente común. 

Breve historia del Muséu del Pueblu d'Asturies

El Muséu del Pueblu d'Asturies se creó en 1968 por iniciativa del Ayuntamiento y la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón, inspirándose en los museos etnográficos al aire libre que existían en Europa desde finales del siglo XIX. 
     El museo comenzó a formarse con algunos hórreos y paneras de los siglos XVII al XIX trasladados desde las parroquias de Veriña y San Andrés de los Tacones, cuyas caserías habían sido expropiadas para construir la factoría siderúrgica UNINSA. Entre 1970 y 1975 se trajeron al museo dos casas hidalgas: la Casa de los Valdés (Candás, siglo XVII) y la Casa de los González de la Vega (Serín, Gijón, 1757). También se construyeron una casa campesina, un mazo para trabajar el hierro, un lagar de sidra y una bolera para la modalidad de “cuatreada”.
     Desde 1975, el museo sufrió una situación de abandono y sus espacios solo se utilizaban para fiestas y concentraciones políticas. En 1985, la Fundación Municipal de Cultura asumió su gestión, comenzando un programa de reformas y una intensa política de adquisición de fondos. En 1992 se instaló el Museo de la Gaita en la Casa de los González de la Vega y en 1994 se trasladó al recinto el Pabellón de Asturias de la Exposición Universal de Sevilla de 1992.
     En 1998, se elaboró un plan museológico en el que participó un equipo multidisciplinar que estableció las futuras líneas de actuación del museo. En función de este plan se redistribuyeron sus espacios y contenidos, configurándose sus dos áreas actuales: área expositiva (Pabellón Expo’92, Casa de los González de la Vega, Casa de los Valdés, pabellones de aperos y construcciones rurales) y área de entretenimiento y ocio (tendayu, anfiteatro, bolera). 

Noticias