Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

El Muséu del Pueblu d'Asturies participa en Revela-T con una exposición de fotografía post-mortem

Votos

(Total de votos recibidos 13)

(Puntuación 3,15)

expoRevelaT
El Muséu del Pueblu d'Asturies en Revela-T, el festival de fotografía analógica más importante del mundo

«Hidden» (oculto) es el tema común de las cincuenta exposiciones que se integran en Revela-T*, el festival de fotografía analógica más importante del mundo que hoy abre sus puertas en Vilassar de Dalt (Barcelona), y que se prolongará hasta el 28 de mayo con una nutrida gama de actividades complementarias (espectáculos, proyecciones, talleres, charlas, encuentros, intercambios artísticos, propuestas lúdicas,...).

El Muséu del Pueblu d'Asturies aporta a este festival una exposición de fotografía mortuoria, seleccionada entre su extensa colección de retratos de difuntos. Se mostrarán obras de distintas épocas y de cinco fotógrafos asturianos: Juan Evangelista Canellada, Benjamín Rodríguez Membiela, Emilio Alonso, Enrique Gómez y Valentín Vega.

Fotografíar difuntos fue una costumbre que se extendió poco después del nacimiento mismo de la fotografía. La práctica consistía en vestir el cadáver de un muerto con sus propias ropas y realizarle un último retrato, en solitario o rodeado de su familia o amigos. En un principio la fotografía mortuoria no era considerada morbosa, debido a una visión romántica de la vida y la muerte. Prueba de lo extendido de esta práctica es el hecho de que, a pesar de que muchas de las fotografías integradas en esta colección son anónimas, abundan los fotógrafos profesionales que la practicaron.

Los nuevos trabajos de investigación y la formación de colecciones fotográficas como la del Muséu del Pueblu d’Asturies han demostrado que este género alcanzó un gran desarrollo en España e Italia en todas las clases sociales y durante un largo periodo de tiempo, que se prolonga hasta los años sesenta del siglo XX. Del valor de esta colección da idea el hecho de que ya en 2013 Isabelle Renaudet, profesora de historia contemporánea de la Université de Aix-Marseille, publicara un estudio específico sobre las fotografías post-mortem del Muséu del Pueblu d’Asturies. El número de retratos de muertos que posee el Muséu del Pueblu d’Asturies, en su mayoría niños y niñas, es de 70, datados entre 1870 y 1960.

Foto de la noticia: Emilio Alonso (1872 - 1948). Colunga. Niña muerta, h. 1925