Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Nuevas incorporaciones en el Muséu del Pueblu d'Asturies: Atlas de España de 1837 y Mapa de Asturias de 1855

Votos

(Total de votos recibidos 10)

(Puntuación 2,90)

MapaPeque
Muséu del Pueblu d'Asturies

El Muséu del Pueblu d’Asturies expone en el espacio destinado a Últimas Adquisiciones, un Atlas de España de 1837 y un mapa de Asturias de 1855 que son dos testimonios del “descubrimiento” de España y Asturias por la cartografía en el segundo tercio del siglo XIX. Estarán expuestos desde el 7 de febrero hasta el 30 de abril.

En los años treinta del siglo XIX, con el final del Antiguo Régimen y el inicio del estado liberal, España carecía de mapas fiables. Para decirlo claramente, no se conocía la geografía del país. Tenían mejores mapas de España los franceses, como consecuencia de la Guerra de la Independencia y la invasión de los Cien Mil Hijos de San Luis en 1823, que los españoles. Por ello, uno de los objetivos de aquellos primeros gobiernos liberales del segundo tercio del siglo XIX fue promover la realización de mapas, dentro de una política más amplia de organización de un nuevo estado.

El Muséu del Pueblu d’Asturies acaba de adquirir dos productos relevantes de aquel tiempo que sirvieron para descubrir España y Asturias a sus propios habitantes; proceden de la colección de Manuel Gurdiel Sierra (Cangas del Narcea, 1941 - Madrid, 2014).

Atlas de las provincias de EspañaEl primero es el Atlas Nacional de España (o Atlas de las provincias de España), formado por el geógrafo francés A. H. Dufour (1785-1865) y publicado en París por la Casa de L. Turgis Jeune y en Nueva York por Duane St. y S., hacia 1845. La primera edición es de 1837.

En este atlas aparece primera vez la nueva división político-administrativa establecida en España en 1833, que dividió el país en 49 provincias. Está integrado por doce planchas: 1.ª Galicia; 2.ª Reino de León y Principado de Asturias; 3.ª Castilla la Vieja; 4.ª Navarra y provincias vascongadas; 5.ª Aragón; 6.ª Cataluña; 7.ª Reino de Valencia; 8ª. Castilla la Nueva [Falta]; 9.ª Extremadura; 10.ª Andalucía; 11.ª Murcia y 12.ª Islas Baleares.

Es un Atlas de gran formato (72 x 51 cm), muy raro de encontrar (solo existen tres ejemplares en bibliotecas públicas españolas, que aparecen en el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español), pues las láminas de los mapas también se editaron y comercializaron sueltas.

El otro es el Mapa topográfico de la provincia de Oviedo, formado de Orden de S. M. la Reina por D. Guillermo Schulz, inspector de minas; dibujado y escrito por E. Maffei, ingeniero de minas; grabado en Madrid por Gustavo Pfeiffer, 1855. Tiene una escala 1:127.500 y mide 80 x 179 cm.

Mapa Guillermo SchulzSe trata del primer mapa topográfico de Asturias con base científica, que el autor empleó para llevar a cabo el mapa geológico de la provincia que le había encomendado el Gobierno de Isabel II.

Guillermo Schulz (Dörnberg, Alemania, 1805 - Aranjuez, 1877) llegó a España en 1826. Fue nombrado Inspector del Distrito Minero de Asturias y Galicia en 1830, y recorrerá intensamente Asturias cumpliendo eficazmente con su trabajo. Hombre muy respetado en su tiempo por su generosidad, y por ser, según Fermín Canella, “celoso del bien público y del mejoramiento de España”. Fue una persona clave en los inicios de la explotación minera de Asturias, fundador de la Escuela de Capataces de Minas de Mieres y autor de la magnífica y alabada Descripción geológica de la provincia de Oviedo (Madrid, 1858).

Sus conocimientos técnicos en cartografía le permitieron hacer un mapa de Asturias fiable, que supuso un salto cualitativo enorme con respecto al mapa anterior realizado por Tomás López en 1777, autor que no pateó Asturias y que utilizó información enviada por diversas personas residentes aquí. El mapa de Schulz representa el relieve y ofrece numerosa información sobre la Asturias de aquel momento. Los trabajos para el levantamiento de este mapa topográfico los hizo completamente solo y sin más ayuda que una brújula. Como ha escrito Alberto Marcos Vallaure, catedrático de Geodinámica de la Universidad de Oviedo, “la contemplación de este mapa y la consideración de que fue realizado por un hombre solo con un instrumental rudimentario, resulta cuando menos sobrecogedora”.

Del mapa de Schulz se hicieron seis ediciones (la última en 1926), sirvió de base para otros y estuvo en uso como mapa general de Asturias hasta los años cuarenta y cincuenta del siglo XX.

En 2012, Pelayo González-Pumariega ganó el Premio Padre Patac por un minucioso estudio sobre este mapa de Guillermo Schulz.

Documentación en prensa:

El Comercio (08/02/2017).- El Pueblo de Asturias muestra un atlas de España de 1837 y un mapa de 1855

La Nueva España (08/02/2017).- El Pueblu d'Asturies adquiere el primer mapa topográfico científico del Principado