Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

FICX 2013. Exposición Jiří Trnka Al servicio de la imaginación

Votos

(Total de votos recibidos 285)

(Puntuación 2,96)

Marionetas
Centro de Cultura Antiguo Instituto. Sala 1
Del 14 al 24 de noviembre de 2013
Jiří Trnka (1912-1969) fue el gran patriarca del cine de animación checo. Sin él, el esplendor sin igual de la animación checoslavaca en particular, y de Europa del Este en general, así como las figuras de realizadores de la talla de Jirí Barta o Jan Švankmajer –por no decir Tim Burton-, serían imposibles.
El arte de las marionetas fue llevado por Trnka hasta alturas incomparables, y su labor divulgativa y pedagógica formaría e inspiraría a múltiples generaciones posteriores de cineastas y animadores.

Tras la celebración, el pasado año, del centenario del nacimiento de Jirí Trnka, el Festival Internacional de Cine de Gijón, en colaboración con el Centro Checo de Madrid, ofrece en esta nueva edición una soberbia muestra del arte y el genio creativos del animador checo. Marionetas y maquetas, pero también carteles, diseños, dibujos y bocetos de quien fuera, además de cineasta, reconocido pintor e ilustrador, desvelan un mundo de exquisita fantasía, profundamente enraizado en las tradiciones y la cultura checa y centroeuropea, pero universal en su belleza y sentido últimos.

Dispuesto a romper por completo con la impronta disneyana, Trnka, desde los Estudios Barrandov de Praga y primando casi siempre, por encima de otros estilos, la animación de marionetas y muñecos -tan querida por checos y eslovacos-, a través de las más refinadas y cuidadas técnicas de stop-motion, realizó obras maestras del cine como Spalicek (El año checo), 1947, Bajaja (Bayaya), 1950, Dovrý voják Svekj (El buen soldado Svejk, 1955, según el clásico de Jaroslav Hašek, o la maravillosa Sen noci svatojánské (El sueño de una noche de verano), 1959, ballet de marionetas inspirado en la obra de Shakespeare, entre otras. Su última obra cinematográfica, el cortometraje Ruka (La mano), 1965 quedaría como testimonio de su oposición íntima a la tiranía del régimen comunista, erigiéndose en un canto a la libertad de creación.

Trnka falleció en 1969, a los cincuenta y siete años de edad, demostrando de forma ejemplar la posibilidad de un cine animado para niños de todas las edades, artística e intelectualmente elaborado, y estéticamente alejado de los modelos de Hollywood.

Centro Checo

Horarios:
Del 14 de noviembre al 23 de noviembre, de 11.00 a 14.00 y 18.00 a 21.00 horas; domingo 24 de noviembre de 11.00 a 14.00 horas.