Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Chocolate y publicidad en Asturias. Colección del Muséu del Pueblu d'Asturies

Cubierta catalogo chocolate
Autor Gayo, Sonia; Martín Rodríguez, Antonio; Pérez Morán, Elena
Editor Muséu del Pueblu d'Asturies (FMCE y UP)
Año 2015
Edición
Soporte PDF
Nº de páginas 358
Descripción Catálogo de la exposición "Chocolate y publicidad en Asturias. Colección del Muséu del Pueblu d'Asturies" (2015).
La fabricación de chocolate en Asturias se remonta al siglo XVII. Entre 1860 y 1960 existieron en Asturias más 300 fábricas de chocolate, y entre 1925 y 1945 fue la cuarta productora de este alimento en España, detrás de las provincias de Barcelona, Valencia y Madrid. Las fábricas estaban repartidas por casi todos los concejos de Asturias: las ciudades de Gijón, Oviedo y Avilés, la mayor parte de las villas y numerosos pueblos.

Hasta mediados del siglo XIX, el chocolate se elaboraba artesanalmente con metates o molinos de mano, y a partir de 1853 comienza a fabricarse con máquinas movidas a vapor. Es con su industrialización cuando el chocolate empieza a generar una abundante publicidad con impresos comerciales, envoltorios, carteles, álbumes y cromos, así como objetos en lo que se anunciaban las diferentes marcas. Esta industria estimuló el diseño y las artes gráficas en Asturias. Fueron muy famosos los álbumes de la marca “La Cibeles” (Oviedo y Siero) realizados por “Alfonso”, Alfonso Iglesias de Vivigo (Navia, 1910-Oviedo, 1988), así como los de “La Primitiva Indiana”, “La Herminia”, "Kike" y "Aguirre", de Gijón, y"Agustina", de Ujo (Mieres).

La exposición muestra un conjunto representativo de todos estos materiales bajo el título de “Chocolate y publicidad en Asturias”.

Este catálogo se complementa con un interesante monografía sobre "Las fábricas de chocolate en Asturias", trabajo realizado por la investigadora Claudia Prieto Rodríguez, con una aproximación histórica, a modo de presentación, de José Ramón Fernández-Tresguerres.