Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

El Gijón de la Belle Époque: paisajes urbanos (1880-1920)

Sala 4 - LaCalleCorrida_1916.jpg

Museo Nicanor Piñole. Jueves 25 de abril a las 19:00 horas

Dentro del ciclo "La colección al detalle. Obra artística y reflejo social" se presenta, a partir de la obra de Nicanor Piñole La calle Corrida, la conferencia El Gijón de la Belle Époque: paisajes urbanos (1880-1920) a cargo de Héctor Blanco González.

Durante las décadas anteriores y posteriores a 1900 Gijón/Xixón se consolidó como un pujante centro industrial, proceso que supuso tanto una total renovación económica y social, como un cambio radical de la morfología y el aspecto de la ciudad.

En estos años el urbanismo y la arquitectura cobraron especial protagonismo. Se configuran nuevos espacios urbanos, ejes comerciales ybulevares ornamentados con árboles, bancos y farolas, cuya transformación y desarrollo fue recogido por Nicanor Piñole (1878-1978) en algunas de sus obras.

Partiendo de dos de sus paisajes urbanos, La calle de Los Moros (1914) y La calle Corrida (1916), vamos a descubrir las claves que configuraron algunos de los rincones más señeros del Gijón/Xixón actual y a recordar muchos otros ya desaparecidos.

Un Gijón/Xixón que también quedó registrado en el archivo fotográfico de Alejandro Alvargonzález (1850-1918) -empresario y alcalde entre 1886 y 1890-, quien durante ese mismo periodo recopiló imágenes capaces de testimoniar una de las mayores transformaciones de la historia de nuestra ciudad, tal y como se refleja en la exposición Gijón: la ciudad industrial burguesa (1880-1920), que hasta el próximo día 28 de abril podemos contemplar.

Héctor Blanco es doctor en Historia y diplomado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales. Desde 1991 investiga sobre la historia de la arquitectura contemporánea en Gijón, contribuyendo al mejor conocimiento de ese legado mediante diversas exposiciones y publicaciones, a la vez que también ha abordado de forma pionera la actividad constructiva de los maestros de obras en Asturias. Esta labor ha sido reconocida con los premios de investigación Padre Patac (2001) y Rosario de Acuña (2003 y 2013). También ha realizado para el Ayuntamiento de Gijón varias publicaciones y exposiciones centradas en la historia local, la obra pública municipal y el abastecimiento de agua potable. Asimismo, es colaborador habitual del diario La Nueva España en lo tocante a temas vinculados al patrimonio histórico gijonés.

Entrada libre hasta completar aforo